MILÁN

DOS DÍAS PARA CONOCER MILÁN .

El fin de semana pasado nos escapamos a Milán. La idea era desconectar así que no hice muchas fotos, bueno, no tantas como acostumbro. Nos recorrimos Milán andando, tomamos capuccinos, comimos pasta, pizza y helados. Sí, lo más típico de hacer turismo.

¿Qué vimos en Milán? Los edificios más importantes de la ciudad como la Catedral (Duomo) y la galería Víctor Manuel II en la plaza principal. Esta plaza está rodeada de calles comerciales con miles de tiendas, ¡el paseo por el cuadrilátero de la moda es inevitable!

El Castillo Sforzesco en el casco antiguo de Milán tiene varias estancias que visitar, sólo fuimos al museo donde se encuentra la Pietà Rondanini de Miguel Ángel. Lo que siempre me pasa es que si he estudiado algo de esto en el instituto, tengo que verlo cuando vamos a la ciudad en la que esté. Ojo, me quedé con ganas de ver La Última Cena de Leonardo da Vinci, no reservamos las entradas a tiempo.

De vuelta del Castillo Sforzesco, visitamos la Plaza Sempione, menos céntrica y con menos gente pero enorme y bonita. El arco de la Paz  que se encuentra en esta plaza es un monumento impresionante y con historia, creo que es de lo que más me gustó de la ciudad.

UN LOOK COMODÍN: PLUMÓN DE ZARA Y BÁSICOS CÓMODOS.

LLevaba varios looks en la maleta, entre ellos un vestidito primaveral. No sé en qué estaría pensando porque hacía un frío que no saqué de la maleta más que sudaderas y jerseys finitos de lana para llevar debajo. Resumiendo, estuve los dos días con la misma ropa, y tan a gusto con este plumífero. Seguro que ya habréis visto la tendencia de estos abrigos. Los hay de un montón de colores, cortitos o más largos. A mí este en particular me encantó porque me recuerda a una chaqueta del mismo color verde que tenía cuando estaba en 3º de ESO y que aún guardo con cariño. Me gusta que tenga gorro porque no suelo llevar paraguas (y llovió), y los bolsillos me sirvieron para llevar lo imprescindible sin tener que cargar con bolso. Una compra acertada, ¡lo tengo claro!

Las sudaderas también son buenas aliadas de estos meses. Tengo ésta en beige y otra en gris, son sencillas y van con todo.  Las hay también con volantes en las mangas y muchos abalorios, ya veréis cuando paséis por las tiendas. El resto del look, unos vaqueros comodín y unos botines comodísimos. Estos son de la marca Vagabond que conocí en el Corte Inglés y han sido los zapatos mejor comprados en mucho tiempo. Os los recomiendo.

¿Has visitado Milán? Si no, ojalá te pille un sol espléndido y no pases frío, jeje. Ah, y cuéntame si te gusta la tendencia de los plumíferos. Bisous!

abrigo plumífero/ quilted coat: ZARA
jeans: TINTORETTO
sudadera/ sweatshirt: VERO MODA
botines/ booties: VAGABOND

¡ESTOS POSTS EN PARÍS TAMBIÉN TE PUEDEN GUSTAR!

COPPER PINK DECO

Copper Pink, ¡Así he decorado mi escritorio!

Me he vuelto adicta a la decoración Copper Pink, o lo que es lo mismo, oro rosa, rosa cobre, cobre… cada tienda lo llama de una forma distinta. Viendo el catálogo de Maisons du Monde descubrí esta tendencia en decoración, y me quedó clarísimo que tendría un trocito de mi casa así, el escritorio (de momento).

Antes lo tenía todo en blanco y negro: mesa blanca, cojines famosos de Ikea en blanco y negro, marcos de láminas en negro (a juego con el blanco de la pared), le faltaba algo de chispa. Me encantó imaginarme cómo quedaría con muebles y objetos decorativos en rosa cobre. Así que empecé a comprar algunas cositas, poco a poco. Lo primero fue el flexo de La Redoute, y a partir de ahí, una cestita de metal de Tiger, un reloj de pared, y una mesita auxiliar… ¡Y todo en rosa cobre! Y todo me encantaba cuando iba llegando, ¡así que he disfrutado un montón viendo cómo cogía otro color!

Aparte de los muebles y objetos de decoración más grandes, los detalles siempre son la guinda del pastel. Por ejemplo: las postales de Jo & Judy, una tienda de papelería conocida porque sus artículos llevan frases motivadoras y con un diseño muy femenino. Aunque la primera lámina que compré fue de La Chachitienda, la de Bonjour Mademoiselle, ¡cómo me gusta ahí colgada! La  papelería en general a mi me flipa y hay tantas tiendas chulas en Instagram que son muy fáciles de encontrar. También he añadido un jarrón largo con ramas de eucalipto, me gusta el contraste de colores que hace con todo lo demás. Una tienda donde podéis encontrar un montón de jarrones es Kenay Home. Revistas, muchas revistas. Me da pena tirarlas, así que las utilizo como pequeños pedestales para colocar cosas. Velas (para encenderlas de verdad y no sólo de adorno) de Mr Wonderful o de donde sean, y libretas, ¡otra de mis adicciones! 

SHOPPING COPPER PINK

Aquí he hecho una selección de objetos de este estilo de decoración, algunos son exactamente los mismos y otros similares. Tenéis los enlaces a tienda en el pie del collage.

1./ 2./ 3./ 4./ 5./ 6./ 7./8./ 9./ 10./ 11.

 

CEFALÚ, PLAYA DE LUNGOMARE

Y de Catania, nos fuimos a Palermo para conocer la parte norte de Sicilia. LLegamos por la tarde noche a la capital y fue un auténtico caos, por el tráfico, ya sabéis… La visitamos de noche, cuando teníamos ratitos después de haber pasado el día fuera. Algunas fotos las subí en mi Instagram y en una próxima guía siciliana os contaré más cositas de esta caótica ciudad. Pues una de las escapadas desde Palermo fue a Cefalú, un pueblito playero con muuuucho encanto. Playa abarrotada de sombrillas a rayas azules y edificios y casas prácticamente en ruinas, ¡pero qué auténticos! Para pasar el día de playa y turismo recurrí a otro vestidito comodín que compré en Asos este verano. Al igual que os comentaba en el post de Taormina, con las sandalias Bibi Lou y algunos complementos ya estaba lista ;P. Después de hacer las fotos, pasar mucho calor, y algunos baños, nos tomamos una rica granita, lo que viene siendo una granizada por aquí pero a lo italiano. ¿Qué os parece este look? ¡Me despido del verano con este post!

¡VESTIDITO PLAYERO DE ASOS, SANDALIAS BIBI LOU Y A TURISTEAR POR CEFALÚ!

 

sandalias/ sandals: BIBI LOU, vestido/ dress: ASOS

 

TEATRO GRIEGO DE TAORMINA

Después de Siracusa, Taormina fue la segunda ciudad que visitamos desde Catania. Íbamos con muchas ganas, pero la cosa empezó a complicarse cuando vimos que la ciudad era un pueblito en una montaña (el monte Tauro), de difícil acceso, con una carretera de un sólo sentido, y con muchos muchos turistas paseando. Aparcar fue una odisea pero se consiguió. Un primer paseo para relajar tensiones por el centro del pueblo y dos 2 platos de pasta para coger fuerzas en fue lo primero que hicimos.

No llevábamos muy claro lo que teníamos que visitar, pero por suerte nos topamos con el teatro griego y ya se me pasó el cansancio del viaje. Me encantan los monumentos greco-romanos,  y todo lo que tenga que ver con la historia del arte en general.  ¡Cuántas obras bonitas nos dejaron para ver estos griegos y romanos! El teatro tiene unas vistas impresionantes, como el volcán Etna y toda la costa este siciliana. Después de pasar mucho calor, bajamos a la playa de Isola Bella en funicular. Estaba llenísima y era un poco incómodo porque ni había sitio para sentarse y todo era chinos. El agua, una pasada.

Este vestidito de Pull&Bear fue una de las mejores compras del verano, ¡es tan cómodo! Cada vez que no sabía lo que ponerme para playa y ciudad, el vestido ha sido comodín, ya que aunque llevara el bikini debajo, combinado con complementos boho y mis sandalias favoritas, era perfecto para pasear por cualquier sitio. Las sandalias Bibi Lou las he guardado para el verano que viene, con mucha pena, porque son tan bonitas…

¿Os recomiendo visitar Taormina? Pues claro, ¡pero echadle paciencia! Espero que os guste ver estas fotos y en el próximo post, Cefalú!

vestido/ dress: PULL & BEAR,  sandalias/ sandals: BIBI LOU

¡ESTOS POSTS EN SICILIA TAMBIÉN TE PUEDEN GUSTAR!

Y.A.S DRESS

Y.A.S DRESS. INSPIRACIÓN AÑOS 20.

Buscando qué ponerme en Asos, me enamoré de este vestido de Y.A.S, hasta entonces una marca que desconocía. Quería algo informal para una boda de noche, no tenía ganas de vestido largo ni de ir hiper arreglada. Aunque nunca me había puesto algo más cortito para boda, esta vez lo tuve bastante claro en cuanto vi este vestido. Me compré dos tallas, porque en Asos nunca se sabe, y como la devolución es gratis… S y M para probarme, y la alegría de quedarme con la S, oye! El corte del vestido es exactamente igual que los que encontramos cuando buscamos inspiración en moda de los años 20, con el corte en la cadera y el volante o peplum hasta la rodilla. El color no me podría gustar más, y los lunaritos dorados ni os cuento. ¿Qué me decís de mi Y.A.S dress?

Luego tuve el dilema de cómo combinarlo, ¿con negro? No, vamos a seguir mezclando. Encontré estos zapatos y este bolso en Mango y ya con esto di por concluida la misión “look de boda”. Estas sandalias de terciopelo pienso ponérmelas muchos findes por Madrid, con vaqueros, en Navidad…¡hasta que me canse! Y el clutch intentaré ponérmelo con otras prendas menos arregladas, ¡a ver qué tal! Se me olvidaba, los pendientes, ear cuffs para las más modernas, me parecen que sientan genial porque dan un puntazo a todos los looks, me los pongo incluso para diario, ¿os gustan? Os dejo abajo enlaces por si queréis “bichear” todas estas cositas.

vestido/ dress: ASOS
sandalias/ platforms: MANGO
ear cuffs: MANGO

HOTEL VILLA BOSCO, SICILIA

Vaqueros rotos y camisa Kookai , un look en Villa del Bosco, Sicilia 

¡Llegamos a Catania! Me sorprendió por completo este hotel, era mucho más bonito y agradable de lo que me había imaginado viendo las fotos en internet. Sobre todo las zonas comunes, como esta sala, que en cuanto la vi, le dije a Alfredo: aquí tienes que hacerme unas fotos, ¡jiji! La decoración inspirada en el arte renacentista, la tranquilidad y la musiquilla de fondo, me hacían pensar. ¿Por qué planeamos ir a tantos sitios pudiendo quedarnos en la piscina del hotel? Volvería sin dudarlo a Catania y volvería al hotel Villa del Bosco.

Esta camisa de Kookai y los vaqueros de Zara fueron los dos imprescindibles del viaje. Me lo ponía casi todos los días, cuando no para visitar una ciudad por la noche, para estar en el hotel. La camisa la compré en rebajas porque en temporada sus precios se escapan un poquito, normal porque son diseños diferentes y los tejidos no tienen nada que ver. Tengo que ponérmela muchas más veces. Y los vaqueros, por fin unos rotos bonitos y holgaditos en las rodillas. Estoy segura que son una buena compra y los fundiré. Os dejo enlace abajo por si queréis echarle un ojo en tienda. Y por último, las sandalias del verano y un bolsito de Jo and Mr Joe para llevar lo justo y necesario.

¡Si os gusta el look, el hotel, o cualquier otra cosilla, un comentario en el post no está de más! MERCI

camisa/ shirt: KOOKAI,  sandalias/ sandals: MANGO,   jeans: ZARA

🇫🇷Bonjour! Aujourd’hui je vous montre ces photos à l’hotel Villa Bosco qu’on a faites pendant notre voyage à Catania, Sicilia. Je ne pensais pas que l’hôtel serait si agréable et joli même si j’avais vu les photos sur internet.  J’ai adoré surtout ce salon et dès que je l’ai vu, j’ai sû que je demanderais à Alfredo de me faire quelques photos.  Je porte une chemise Kookai et des jeans déchirés, tous les deux sont devenus mes vêtements préférés pendant ce voyage et je pense les combiner dans beaucoup plus de looks. Les sandales, je suis sûre que vous les connaissez bien parce qu’elles sont partout en Instagram. Si vous aimez le look, l’hotel ou n’importe quoi d’autre, je vous invite à me dire! Merci.